Red de Centros SAT (Asturias, España) photo

Red de Centros SAT (Asturias, España)

Si nos encontramos en la situación descrita anteriormente, es muy posible que nos planteemos hasta qué punto el marketing por email es tan efectivo como se supone. Pero antes de tomar decisiones precipitadas, vamos a analizar por qué puede estar ocurriendo esto. Varias pueden ser las causas, y en este artículo repasaremos algunas de ellas, si bien nos centraremos en la que da título al post: La bandeja de entrada de Gmail, un sistema de correo electrónico gratuito, muy eficiente, y con un grandísimo número de usuarios a nivel mundial. 

1- ¿Somos spammers?

Si enviamos correos indiscriminada y frecuentemente a personas que no nos conocen, no nos han autorizado nuestros envíos, y no tienen además ningun interés en nuestra actividad, es muy posible que seamos considerados unos spammers de libro, y nuestros emails estén yendo a parar la carpeta de correo no deseado, o directamente siendo bloqueados por los servidores de correo. Y si alguno superase estos filtros, acabaría en la papelera, o siendo ignorado casi con toda probabilidad.

2- ¿Usamos el medio más adecuado para enviar los correos?

Los envíos de correo con contenido comercial, promocional o informativo, que busquen una respuesta por parte del usuario (bien forma de compra, solicitud de información, cumplimentación de una encuesta, participación en un evento, etc.) han de cuidar el diseño, de forma que sea sencillo para el usuario ejecutar la acción que buscamos. Por ello, el uso de programas de correo electrónico como Outlook, Thunderbird, Mac Mail, etc. no es muy recomendable, dadas sus limitaciones en diseño (aparte de que los envíos múltiples pueden ser engorrosos). Además, hacer envíos masivos con este sistema puede provocar que los servidores de correo de los destinatarios consideren nuestra actividad sospechosa, y nos bloqueen como spammers. Y por si fuera poco, otro elemento indispensable en toda campaña de email marketing, conocer cómo de efectivo resulta el envío (cuantas personas abren los correos, consultan sus contenidos, etc.), no lo podemos obtener con estas herramientas. Las plataformas de email marketing como MailRelay, MailJet, MailChimp, TinyLetter, etc., están desarrolladas para cubrir estas necesidades de manera adecuada.

3- No soy spammer y uso herramientas adecuadas. ¿Qué esta pasando entonces?

Si me dirijo a un público potencial correcto, que espera nuestros envíos o está interesado en nuestros contenidos, el diseño de los correos es bueno, claro y limpio, e incluye llamadas a la acción, etc., deberíamos observar en nuestros resultados unas cifras de apertura relativamente altas (es difícil precisar unos datos concretos, puesto que son muchos los factores que  influyen en esta cuestión -hora y día del envío, tipo de público, sector de actividad, etc.). No obstante, desde hace varios meses, muchos gestores de campañas de email marketing han podido constatar cómo las tasas de apertura se han reducido notablemente en muchos casos. ¿Por qué?

Dejando de lado factores como una mala organización de la bandeja de entrada, un exceso de mensajes, etc., que son cuestiones presentes en las cuentas de correo de muchos usuarios, puede existir un problema adicional, que generalmente tendrá que ser solucionado por el propio usuario: La bandeja de entrada de Gmail.

La bandeja de entrada de Gmail

Gmail introdujo hace tiempo en su bandeja de entrada un cambio consistente en la creación de distintas pestañas, en las que automáticamente colocaría los mensajes entrantes en función de su tipo. Es decir, es algo parecido a tener varias bandejas de entrada. Así, estaría la bandeja principal, en la que por defecto aparecerían los mensajes del día a día, de trabajo, de nuestros contactos habituales, etc., y además, otras pestañas:

  • Promociones - En ella se cargarán los correos con promociones, descuentos, ofertas, mensajes publicitarios, etc., bien de boletines o webs a las que nos hubiéramos suscrito, o aquellos que recibimos por primera vez de algún anunciante
  • Social - Para almacenar los mensajes con notificaciones provenientes de las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.)
  • Notificaciones - Mensajes recibidos de webs con las que hemos contratado algún servicio (banca online, facturas, etc.)
  • Foros - Mensajes sobre actividad en foros en los que estemos inscritos o participemos

Esta bandeja funciona tanto en el acceso web a Gmail con en las app para móviles.Y su efecto más evidente es la disminución en el número de notificaciones de nuevos mensajes recibidos. ¿Por qué? Porque cuando llegan emails que Gmail decide incluir en una de las pestañas que no es la principal, no se genera la notificación.

Esto que hace muchos de los emails comerciales o informativos que se envíen, que serán con mucha probabilidad considerados por Gmail como Promociones, entren directamente a esa pestaña, sin generar el correspondiente aviso de nuevo correo. Y si el usuario no revisa esas pestañas... Nuestro mensaje no llegará a verse.

¿Qué puedo hacer?

Sin abandonar los sistemas de email marketing (MailJet, Mailrelay, MailChimp, etc.), pues aportan interesantes ventajas, podemos intentar informar a los usuarios de esta circunstancia, para que puedan seguir recibiendo toda nuestra información. ¿Cómo?

1. Enviar un mensaje por correo electrónico (empleando un gestor de correo "tradicional"), indicando que los usuarios de Gmail que tengan activada la bandeja inteligente pueden estar "perdiéndose" nuestros envíos

Se pueden ofrecer varias posibilidades para evitarlo:

  • Volver a la bandeja tradicional de Gmail, con una única pestaña. Ello se hace cambiando la configuración en Ajustes - Configurar Bandeja de Entrada. Si el volumen de correo que nuestros usuarios reciben es muy elevado, crear un filtro de Gmail para que nuestros mensajes sean etiquetados a su gusto, o movidos a las carpetas que deseen, puede ser una opción recomendable.
  • Buscar uno de nuestros mensajes ya recibidos en la pestaña Promociones, y moverlo a la pestaña Principal. Tras esto Gmail ofrece la opción de que a partir de ese momento, todos los mensajes que se reciban de nuestra parte vayan ya automáticamente la pestaña Principal

2. Publicar en nuestra web o canales sociales la información al respecto, para que también de ese modo los usuarios puedan estar al tanto de lo que ocurre.

Para ello, compartimos con vosotros estas infografías con las dos opciones descritas anteriormente

Etiquetas: email
Enviarme un correo electrónico cuando reciba comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Red de Asesores Tecnológicos para agregar comentarios!

Join Red de Asesores Tecnológicos

Últimas entradas